Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

viernes, 22 de enero de 2010

¡Chssssst! ¡Sí, sí, a tí!

Hay veces de las que me vengo al blog porque hay algún comentario o porque quiero publicar una de mis tontadas o hacer alguna cosilla y miro el número de personas que por él pasan. Y me sorprende que va subiendo la cifra, pero o son todos muy tímidos y no se atreven a decir esta boca es mía o es que iban a la puerta de al lado y se confundieron y se pararon en el felpudo de mi blog hasta que se dieron cuenta de que allí no era el lugar al que se querían dirigir, y claro, como no tengo mirilla en la puerta, no veo las caras de los que por aquí van pasando. Que no es que me importe o me preocupe, pero que sí es algo que me llama la atención desde el primer día.

Sé que este blog mío no es de interés general ni tiene temática concreta y por tanto, sea por error o no por lo que llegan hasta aquí, la gente dirá... pues vaya castaña, si esta tía lo que aquí cuenta es su vida o suelta algún chistecillo o planta alguna canción que ya estoy yo harto de ver en el yutúf o que precisamente no me gusta un boniato porque ni tan siquiera es de mi estilo, pues menuda cagá blog tiene que encima se creerá graciosita...

Que de todos modos yo sigo agradeciendo que, aunque sea por errores en el caminito y toquéis mi timbre en lugar del correcto, sigáis viniendo e incluso lo mismo algunos, leáis esta cosa que ni yo misma sé lo que es.

Por si acaso, ¡un saludito!

11 comentarios:

Er Mirón. dijo...

A ver guapetona doña cloquetas.
Yo probablemente sea uno de los que hace subir el contador y no siempre digo nada. La explicación es bien sencilla:

A lo mejor me da por fisgar los blogs que suelo seguir, entre ellos esta maravilla tuya, y claro para ver si hay algo nuevo tengo que entrar, y muchas veces no lo hay, así que entrada al canto que te salta al contador.

Además en ocasiones pasa que veo algunas cosas, especialmente videos como el del niño las pelotas, que es que me ha llegado cien veces al correo y otras cien que ha salido en la tv, pues que como ya los tengo tan vistos, pues no se que decir. Soy parco en palabras. :(

Pero caro, también son entradas al contador. Luego me imagino que el resto la peña hará parecido, aparte de tendrás algunas decenas de seguidores tímidos que no se atreven a estropear tus maravillosos relatos con sus torpes palabras. Yo me atrevo porque tengo mucha cara, sobre todo cuando no se me ve. :P

He dicho. Ala, otra entrada al contador, jajaja.

Er Mirón otra vez. dijo...

Por cierto, si un día me equivoco y toco a tu timbre por error, tal como dices, espero ser recibido con un estupendo plato cloquetas, con unas lonchitas de jamón, y un tinto guapetón.

Ves otra vez abusando de la cara oculta, y otra entrada al blog. :D

Remirón. dijo...

Estaba aburrido, así que me he hecho otra rondita de blogs, luego otra entradita pa tu contador, jajaja.

Na, la última por hoy, que no hay nadie por internet y está muy aburrió, así que me voy a ver la tv.

Mañana te hago subir un poco más el contador. :D

Mariyó dijo...

Las visitas que tú hagas a tu blog también las cuenta el contador. Lo sepas.

También cuentan las veces que remiramos lo que hemos escrito para ver si contestas tú o el vecino del quinto. Esas también cuentan.

Y yo nada más te cuento. Que me gusta que me contéis cositas para acompañar a mi cigarrito de rigor.

Besos, petarda.... que veo que tienes las hormonas peor que las mías.

A jugar a palas.

pirulalma dijo...

¿Tu te has fijado, Tortu,que yo no tengo contador de visitas?...
Pues al principio era porque me importaban un pito...
Luego, en un par de ocasiones o tres instalé alguno pero me di cuenta de lo que te dice la Mariyó, que como contaban las mías y yo entraba y salía tropecientas veces, pues no era fiable en absoluto...
Eso les interesa solo a aquellos que tienen publicidad...
El día que encuentre un contador que sea fiable lo instalaré, por curiosidad, pero me da que va a ser que no existe...

Marmopi dijo...

No, si como ya dije, es más la curiosidad que ná. Si lo cierto es que me importa un pijo quién viene o quién va, pero que me picaba la cousa, y cuando algo pica, o se deja pasar si uno puede aguantar el picamiento, o se rasca y terminan saliendo ronchones de tanto darle, así que yo, como ronchones los justitos, pues me decidí por hablar de algo, que fue ésto como pudo haber sido una investigación del por qué huelen tan mal los huevos podríos. Por decir un suponer :)

Eso sí, las hormonas... joerse cómo las tengoooooo

Un simple número en un contador. sniff. dijo...

¿Comor que te importa un huevo quien viene y quien va?
No te joe lo que nos ha dicho a la peña. Que le es igual que entremos esta gente tan guay y encantadora a que entre algún capullo del gobierno, por poner un ejemplo aleatorio de quien puede entrar, que este país está lleno de capullos.

Te iba a dar dos yoyas yo que te ponía las hormanas firmes no te digo. Que le importa un pijo dice. :P

Marmopi dijo...

A ver, contestando al simple número de arriba, seguro que lo de importarme un pijo ha venido de parte de la hormona más a la derecha del ciscornio cervicálgico.

Mil perdones :-D

Gloria dijo...

Yo también engroso el resultado de tu contador, y esto que planteas en esta entrada es cosa común de toda la gente que escribimos un blog, sentir curiosidad por las personas que llegan hasta él.

Hay contadores más fiables que otros, porque al menos en algunos puedes excluir tus entradas.

Entro en tu blog porque te conozco desde hace tiempo de todosloforos y me divierten tus cosas. Alguna vez he dejado comentarios en tus entradas, otras he sentido cierto pudor al leer los comentarios de tus amigos y pienso que solo soy una extraña y me corto a la hora de opinar.

Pero siempre que entro me voy con el mismo pensamiento: Volver. Porque a pesar de que no tengas nada importante que contar, entro y te sigo porque sobre todo me gusta la forma en la que lo cuentas. Y para mí, eso si que es verdaderamente importante.

Un abrazo.

Marmopi dijo...

Hombre, Gloria! Muy buenas, moza!
Tú aquí no te cortes, que esto es la casa de Tócame Roque y decimos lo que nos viene en gana sin problema ninguno. Pues sólo faltaba... :-D

Hala, ahora engroso yo, jate tú!!!

El del contador siempre llama dos veces dijo...

Joer marmo, ciscornio ni se cuantos tienes, mira que sois complicadas las mujeres eh. Si hasta tendrás el ciritione aquel que tenía el coche la anuncio y tó.

Ah, y no pidas perdones eh, si a mi también me la traé al pijo lo que me digas, y eso que no tengo circonio, jajaja. :D

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails