Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

viernes, 4 de junio de 2010

De vuelta

Estaba cantado. Yo iba a Málaga a ver a mi madre y a traerme cosas que ella había ido comprando para su nieta, mi hija mayor. Y yo sabía que no era sólo lo que me había contado por teléfono. No. Seguro que había bastantes más cosas que tenía guardadas.

Vamos, que la muchacha, con 21 añitos que tiene, salvo casa y dinero, ya no debe comprarse nada, porque la abuela nos endiñó: una vajilla que te cagas, una cubertería, un juego de sartenes con mangos quita y pon, una cristalería completa, una batería de cocina y hasta paños por aquello de que no faltara detalle. Y para la madre de la criatura (yo por ejemplo) y para la hermana de la madre de la misma criatura de antes… una olla programable (useasé dos), para cuyo uso supongo tendremos que hacer un cursillo intensivo. Pues bien. Todos esos cachivaches mételos en un Megane tres puertas y muérete de risa cada vez que llegas a una de las dos casitas rurales que teníamos pilladas, una en Baeza y la otra en Cazorla. Cajas p´arriba, cajas p´abajo, maleta p´adentro, maleta p´afuera.

Pero el viaje cojonudo!!!!

Ahhhh, me alegro de volver a veros!!!! ;-)

9 comentarios:

MariClick dijo...

Tu madre es de las que ya no quedan. Y luego te quejas.... jodía!!!

Ya me hubiera gustado veros por un agujerito cajas parriba y cajas pabajo... jajajajaja

Bienvenida a casa, nena.

Tremendos besos.

Marmopi dijo...

Y para vernos era, MariClick. Había... pera que hago recuento... un maletín con los cubiertos, que bien podía parecer que acabábamos de atracar un banco, una piazo caja que te puede dar un algo con la batería de cocina, dos más nada pequeñas con la cristalería, dos de las ollas estas para mi hermana y para mí, otra alargada y por fortuna más plana con el juego de las sartenes, otra tremebunda con la vajilla fina esta, que no me he puesto a contar, pero que si lleva doce tazas con sus doce platitos, fijo que tiene una docena también de llanos y otra de hondos, más la bolsa con los paños. Haz tú la cuenta que yo ya me he cansado de seguir a vueltas con las cajitas. Amos que la niña ya lo tiene todito puesto! Y para colmo no sabe usar nada, jajajaja.

Besote para tí también

Pepa dijo...

¡¡Viva las abuelas!!... algún día serás tu la que compre ollas "supersónicas" (por aquello de que la ciencia avanza que es una barbaridad)...
Güelcon y ya nos irás contando lo de tu viaje... (fotos)
Besito.

pirulalma dijo...

Y ande vas a meter ahora t'o eso ?...

Tendrás que alquilar un trastero ?...

Pero, vamos, que el viaje ha sido productivo y eso ya lo vale...

Me alegra que estés de vuelta, niña...

Marmopi dijo...

Pepa, supongo que yo también seré una abuela de armas tomar, jejeje

Piru, me va a servir para tirar trastos y meter estos otros hasta que la niña se nos vaya... o no, jaja

skiper dijo...

Me alegro de tu vuelta y de que el viaje te haya ido cojonudo.

La abuela de tu niña, tambien parece ser muy cojonuda, tanto como la madre (no te acostumbres a mis halagos, van caros, jejeje).

A todo esto...la niña tiene novio??.

Estooo... las ollas hacen las cloquetas ellas solas?

Marmopi dijo...

Las ollas ya podían hacer cocletas, planchar, barrer y hasta decirle a una que qué bien le ha limpiado el culete. Pero no. A lo sumo le echas los avíos y las programas. Hoy iba a haber probado con la supersónica que me compró mi madre, pero finalmente opté por la olla exprés de toda la vida, porque total no iba yo a decirle que me cocinara mientras yo iba mañana a currar y que me tuviera la comida calentita para cuando llegara. No había necesidad! Pero otro día tocará, si es que aprendo yo a saber cómo narices funciona el bicho!
Skiper, ya te daré yo a tí...

Deadwords dijo...

Te compras una planta y te pones a podar el jardín.
Compras un jarrón y ala, sofás para arriba y abajo como si vivieses en una noria
Ves un pájarito y montas todo un zoológico.
Entras en la cocina y en cuanto ves un puchero, venga a hacer cloquetas como una loca.
Y lo que faltaba, hasta en vacaciones, te vas de las mismas y te las pasas como un descargador de muelles, cargando cacharros para todos lados.
Lo tuyo es un sin vivir maja. No me extraña que andés descogorcía. :P

Marmopi dijo...

Así soy, Dead! Debe ser que me gusta vivir al límite, pero como todo en esta vida, yo también tengo un límite (creo). Aunque al paso que voy...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails