Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

martes, 15 de febrero de 2011

LOS SOFASES (CAPÍTULO CHORROCIENTOS Y PROBABLEMENTE NO EL ÚLTIMO)

Pensaréis que me he olvidado de mis magníficos sofases, esos que se llevaron la palma en cuanto a número de entradas dedicadas exclusivamente a ellos. Debo deciros que estáis de lo más equivocados. No los olvido por cuanto tengo mi culo justo encima de uno de ellos, del más grande. Siguen sin gustarme. Pero nada de nada. Creo que por algún sitio dije que hasta les había puesto fundas por aquello de no cruzarme con su cruel realidad. Si fue así, no dije mentira alguna, pues fundas tienen y no les pongo más porque no parezcan ya la repanocha enfundada.


Creo que si me animo los voy a poner en venta. Podéis incluso publicitármelos. De hecho podéis hasta enseñar foto de ellos, que por algún sitio del blog está, al menos, una. Y recién compraditos y sin fundas. Digamos que como el sofalero los trajo al mundo, sin vicios y con toda su inocencia.

Algo me quedó claro de entonces: que no compraba una sola cosa más con flores, salvo las que vengan en maceta, macetero, jardinera, jarrón o similar. Mira que compré cojines a juego por aquello de darles a los sofases algo de vidilla, de calorcito (ese que yo no les supe dar), pero es que ni por esas. Me ha pasado con ellos como me pasa con las personas que de buenas a primeras me entran fatal y ya pueden ser cielos auténticos, que para mí son como verdaderos demoños. Pues cabalito con mis sofases.

Y mira que intento sacar lo positivo de casi todo. Y entonces me dije: si el Mota haciendo de Rubalcaba, con sus manitas decía que tié que haber incluso en los escondrijos de los sofales, yo, por mucho que meto mis manos en los entresijos de los susodichos, no saco más que pelusillas y dolor de muñeca de tanto ahondar y hurgar.

Terminé incluso por bajar a mi habitación uno de los relax destrozaditos de la buhardilla que antes tenía su lugar donde hoy están los dos sofases floreados espantosos. Y la mar de agustirrinín que estoy yo en él: naranjita, lleno de arañazos de Frodo, con parches que no logran tapar los agujeritos hechos con las uñas del minino mamón, hecho unos zorrillos, pero la mar de cómodo y la mar de mono, de secano, sin flor alguna y del gusto de mamá.

Lo dicho… ¿sabéis de alguien a quien le gusten los sofases estilo zen?


Que no es precisamente lo que me pasa a mí. No hago cuerpo con el sofá. Casi que hago de cuerpo :-)

6 comentarios:

uxue dijo...

Desconocía el tema de los sofás y después de mi paseo matutino los leeré, seguro que me río tanto como con este relato.

Yo creo que una de las cosas principales de las casas a tener en cuenta a la hora de comprar deberían ser los sofás, ni color ni porras, COMODIDAD!!!, que pasamos muchas horas en ellos (cuando dejan los demás, pues nosotras estamos en la cola para disfrutar de él)

Yo en el mío creo que le puse de todo para que no se te claven los hierros y una tabla para que al sentarte no vayas al suelo...puff!!
Con lo que me gusta a mí hacer "soffin" como le llamo yo cuando tengo un momento libre y puedo disfrutarlo.

Muy bueno marmopi, es un placer leerte.
Practica más el sofin, relaja mucho cuando nadie te molesta.

Un beso guapa.

eduardo dijo...

Hoy he llegad al currelo despues de 2 diitas de descanso y que me encuentro?...Mi cochambrosa silla ha sido sustituida por el sillón del Enterprise, cagonsanpeobendito....Tiene 4 palancas y botones en los brazos, tal cual me siento casi me escorromoño vivo...Esplicación del iluminao de mi jefe " Es que es ergonómica"...Ergomiscojones...45 minutos hasta dejar el aparetejo medio util pa sentarse, porque digo yo que será pa sentarse....

Joder yo quiero una silla con el respaldo alto , nada más...

minino dijo...

durante cierto tiempo, a mi madre y a mi hermana les ha dado por restaurar muebles antiguos... sobre todo, si necesitaban renovar la tapicería, sanear la madera, barnizar, lacar... Uno de los días de reciclaje de muebles del Ayuntamiento, descubrí una chaise longue maravillosa, de los años 60... mi madre se la llevó al taller de restauración, para solucionar una rotura del puf... y resultado final fue muy bueno... y ahora, se han convertido en un maravilloso lugar para que el gato duerma la sioesta...

Marmopi dijo...

Pues eso pasó, Uxue, que fuimos a comprar los sofases primorosos, que justamente en la tienda eran los más cómodos y que eligiendo allí, nos parecieron resultones. Pero hete aquí que nos colamos, porque ni una cosa ni la otra. Una puntería tuvimos...
Besos, guapa. Disfruta de tu sofing, que yo no puedo ;-(

Marmopi dijo...

Eduardo, a ver si en lugar de una silla es un platillo volante o algo similar. Las empresas no saben en qué gastar los pocos cuartos que les quedan... Coño, casi como yo con los sofases, jajaja
Llévate la tumbona de casaaaa

Marmopi dijo...

Minino, lo mismo tu madre y tu hermana conseguían darle otro aire a los sofases míos benditos.

Y si no... pregúntales si los quieren a buen precio ;-)

Lo bien que les vienen a mis dos mininos (colegas tuyos) para echarse sus buenos siestorros

Un saludo, también de la capi :-)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails