Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

domingo, 30 de enero de 2011

Cuestión de huevos

Cantan de día. Cantan de noche. Cantan a la mañana. Cantan a la tarde. Cantan si hace viento. Cantan si hace frío. Cantan si hace sol. Cantan si llueve. Cantan solos. Cantan en compañía. El caso es no dejar de cantar.


Cantaron ayer. Cantan hoy. Cantarán mañana.

Todas las noches, cuando el insomnio viene a verme, les oigo cantar. Las ventanas cerradas a cal y canto (y no es cachondeo repetir palabra). Las persianas echadas de la misma manera. Y les escucho aunque no quiera.

Son los gallos de mis adorables vecinos de los pisos de al lado. Aquellos de los que os hablé hace ya un tiempo, algún día de este pasado verano. Esos que son de etnia gitana y que se han montado el gallinero para, aparte de comer pollo de vez en cuando, tener huevos de gratis. Que digo yo que para qué querrán más huevos, si ellos los tienen de cuatro yemas cada uno y cuadrados los muy mamones, que hacen lo que se les pone en los huevos...
Cualquier día salimos en el caso. Manda huevos.

6 comentarios:

MariClick dijo...

jajajaja

Permíteme que me ría un poquito, mariadelaencarnación.... jajajaja

Pesaos tus vecinos, joer... y mira que no se puede hacer nada. Así vamos....

Gloria dijo...

jajaja, qué bien sabes expresar tu cabreo! Pues bienvenida al club del insomnio. A mi lo que me jode no son los gallos y no porque no los oiga, que también en mi calle hay alguien que le gusta comerse los huevos conocidos, sino el dichoso camión de la basura. Tengo enfrente de la ventana de mi dormitorio los contenedores y no veas la que forman todas las noches al recoger la basura...

¡Bueno, hasta el punto de decirte que añoro a los gallos cuando llegan los basureros!

Un beso, reina mora.

eduardo dijo...

Yo te cambbiaba a los gallos por mi vecina y su nieta sin mirar....

A parte la rusa que vive encima ya es un capítulo aparte, esta muchacha duerme con tacones?, cagoensanlenin y su estampa...

Lo de los camiones de la basura ya no lo cuento, en alguna ocasión he visto uno matrícula de Reikiavij, coño es que pasan todos por debajo de mi casa?...

Y mañana cuando llegue a dormir el colegio y esas adorables criaturitas dando voces y su puñetero timbre...

Una fiesta interminable mi vida...

Marmopi dijo...

Hacer, hacer, poco, Mari! Salvo cargarme los gallos, que va a ser que nones!

Gloria, lo de la basura lo sufría yo cuando vivía en este pueblo que me da de comer, que está al lao del otro que me da de dormir, jajaja

Edu, mi vecina del lao derecho según se escupe, también debe dormir con tacones. Y cagar, y darle al caliqueño, y planchar, y limpiar, y hacer de comer, y comer, y beber, y lo mismo el día que palme se mete en la caja madera con los tacones cercanos y hasta la oigo también.

Ten vecinos pa ésto...

Besarracos a los tres!!

uxue dijo...

Aquí el único que grita y da palmas a cualquier hora de la noche es mi hijo. Hace tiempo que nos hemos acostumbrado y si encima está contento mejor.
El algualcil no ha venido todavía a casa y más vez tendría motivos para ello. Pero mis vecinos son unos santos y no se quejan. Creo que se han acostumbrado como los de casa y ya este ruido forma parte de su sueño nocturno.

Por lo demás no hay más ruido que la lluvia o el viento cuando es fuerte.

No es por darte envidia, pero este lugar es el paraiso para dormir y relajarse.

Vente pacá y recargas pilas guapa.

Un besazo

Marmopi dijo...

Uxue, no creas que no me iba yo por allí de mil amores, con los parajes que tenéis...

Lo de tu hijo no tiene comparación, guapa, con estos impresentables de los gallitos.

Besotes, hermosa!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails