Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

jueves, 25 de noviembre de 2010

25 de noviembre

1 comentario:

Gloria dijo...

Así es, nadie es propiedad de nadie, lo que pasa es que algunos con las bendiciones creen que adquieren una esclava de por vida.

Ya verás que esto se acabará algún día, aunque me temo que nostras no lo vamos a conocer.

Abrazos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails