Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

lunes, 21 de abril de 2014

Raro se me hacía

Pues eso. Que ya decía yo que era un poquitico raro que las cosas mías fueran bien.

Ya ni me acuerdo de si por aquí os puse en algún momento que servidora tenía el dedo pulgar de la mano derecha un poco "escacharrao" de unos meses a esta parte.

Fui al traumatólogo y me pusieron una infiltración que me dolió horrores y que durante los primeros diez días poco hacía por mejorar a mi pobre dedo. Mi doctora de familia me dijo para calmarme que es que ahora las infiltraciones son "en depósito". Y debió de  ser así, pues pasados esos diez días aproximadamente ya podía doblar el dedo y dejaba de hacerme el resorte (parecía que tenía dentro un muelle por los saltitos que pegaba el pobretín) y de dolerme.

La traumatóloga me dijo que tenía que verme en mes y medio o dos meses como mucho. Y estas cosas que pasan... justo dos días antes de la cita traumatológica mi dedo empezó de nuevo a hacer el resorte al doblarlo. Así que ¿Qué me dijeron? Que había que operarlo. Y allá que voy nuevamente al quirófano, aunque esta vez es con anestesia local y la cosa será ná y menos. Que le estoy cogiendo yo gustillo a las operaciones, pues en un año ya van a ser dos las intervenciones.

¿Y para qué os cuento yo todo ésto? Pues para que sepáis que no estaré por aquí en un tiempito (corto, espero) pues mi dedo tiene que estar estupendísimo para volver a darle a la santa tecla, aunque más que nada es porque no puedo estarme callada. Pero prometo volver en cuantitico pueda.

Por si alguno tenéis interés por la enfermedad de mi dedo, aquí os dejo una pequeña explicación. Parece ser que es bastante común:

La tenosinovitis estenosante, comúnmente conocida como “dedo en resorte o en gatillo”, afecta las poleas y tendones de la mano que flexionan los dedos. Los tendones trabajan como largas cuerdas que conectan los músculos del antebrazo con los huesos de los dedos y del pulgar. En los dedos, las poleas son una serie de anillos que forman un túnel a través del cual se desliza el tendón, en forma similar a las guías de una caña de pescar, a través de las cuales debe pasar la línea (o el tendón). Estas poleas mantienen el tendón bien cerca del hueso. Tanto los tendones como el túnel tienen un revestimiento que permite el fácil deslizamiento del tendón a través de las poleas.
 El dedo/pulgar en resorte se presenta cuando la polea en la base del dedo se hincha demasiado y constriñe el tendón, que por ello no puede moverse libremente dentro de la polea. A veces en el tendón se forma un nódulo (nudo), o una hinchazón de su recubrimiento. Debido al aumento de la resistencia al deslizamiento del tendón a través de la polea, se puede sentir dolor, un chasquido o un atascamiento del dedo o el pulgar. Cuando el tendón se atasca, se produce mayor inflamación e hinchazón. Esto origina un círculo vicioso de atascamiento, inflamación e hinchazón. En ocasiones el dedo queda trabado, y es difícil enderezarlo o flexionarlo.

¡Que os vaya bonito!


8 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

No nos cuentes rollos y dí, que un día que estabas más pallá que paca, metiste el dedo donde no debías y a partir de ahí todo ocurrió de forma natural.

Un abrazo.

marisa moreno dijo...

No te metas con mi pobre dedo, Emilio. Ahora sólo me sirve para hacer auto-stop, jajaja. Pero ya verás después.
Un saludooooo

Carmen dijo...

Nena, ponte bien rapidito, no sabía nada de tu dedo, últimamente andamos bastante desconectadas.

Espero tu vuelta. Un abrazo.

marisa moreno dijo...

Pues sí, Carmen. Yo estoy como si no estuviera, jamía, entre pitos y flautas así me ando, jejeje.
Espero que tú estés bien, guapísima.
Un beso grande. Yo vuelvo en ná y menos ;-D

Paula dijo...

Que vaya todo muy bien!!!

Un beso!

marisa moreno dijo...

Gracias, guapetona!!!!
Besotes para toda la familia

manulondra dijo...

Algo similar me ocurrió en el dedo índice de la mano izquierda a consecuencias de una grave infección a la que en principio no di importancia. Un poco más tarde y me lo hubieran amputado. Aunque fui recuperando lentamente la movilidad no quedó como antes, y aún hoy a veces me "late".

Espero que te recuperes pronto, !y del todo!

marisa moreno dijo...

Buenas tardes, Manu.
Estoy muy bien, la verdad, doblo el dedo desde que salí del quirófano y aunque noto molestias son llevaderas.
Eso sí, soy totalmente inútil con la mano izquierda.
Un besote

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails