Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

miércoles, 29 de mayo de 2013

Y el sol salió

No sé bien si por Antequera, pero salió y todo fue a las mil maravillas. Mi gato está robusto, excesivamente gordo, pero sano, así que lo único que hemos sacado en claro es que hay que darle un pienso especial y ver si pierde peso con él.

El bulto de la pata trasera parece que disminuye sin hacerle mucho caso ni echarle cuentas, así que todos tan contentos.

Aunque ahora tenemos un problemilla añadido, y es que como mis dos gatos son los más guapos y apuestos ronroneadores del mundo gatuno, hay una gata que les ronda. O más bien nos ronda a toda la familia. Se nos mete al jardín por las noches y nos lanza unos cantes jondos que pa qué las prisas. Ellos, mis dos machotes, se ponen nerviositos perdidos cuando la escuchan, se baja el telón (la persiana) y se acaba la función, jejeje. Y hasta el día siguiente en que la obra vuelve a empezar dirigida e interpretada por los mismos personajes.

Eso sí, no hay aplausos por no interrumpir el dulce sueño de los vecinos.

Y ya os avanzo que la función no termina en boda. Por ahí no paso



2 comentarios:

Carmen dijo...

Cómo me alegro de que Frodo ya esté como un gato hermoso y horondo. Algo de dieta y te hará abuela, como si lo viera...Lo que tiene el celo gatuno es que no entienden de horas de descanso...Porque así es el deseo; porque el amor lleva otro ritmo.

Abrazos para el gato y para tí, gatuna.

marisa moreno dijo...

Hola, guapísima.
Pues sí, aunque ya anoche no nos rondó la niña. No sé si el amor la habrá llevado a otra casa o si se le terminó el celo y las ganas locas, jejeje. Al menos podremos dormir un poco más a la pata suelta.

Un besote. A ver cuándo te llamo, que no tengo nombre ;-(

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails