Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

miércoles, 22 de febrero de 2012

Os contaré una fábula

FÁBULA DEL TONTO

Se cuenta que en una ciudad del interior, un grupo de personas se divertían con el tonto del pueblo, un pobre infeliz de poca inteligencia, que vivía haciendo pequeños recados y recibiendo limosnas.

Diariamente, algunos hombres llamaban al tonto al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una de tamaño grande de 50 centimos y otra de menor tamaño, pero de un euro. Él siempre tomaba la más grande y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos.

Un día, alguien que observaba al grupo divertirse con el inocente hombre, lo llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda de mayor tamaño valía menos y éste le respondió:

- Lo sé señor, vale la mitad, pero el día que escoja la otra, el juego se acaba y no voy a ganar más mi moneda.

Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste, pero se pueden sacar varias conclusiones:

La primera: Quien parece tonto, no siempre lo es.
La segunda : ¿Cuáles son los verdaderos tontos de la historia?
La tercera : Una ambición desmedida puede acabar cortando tu fuente de ingresos .
La cuarta , y la conclusión más interesante: Podemos estar bien, aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan los demás de nosotros, sino lo que uno piensa de sí mismo.

MORALEJA

'El verdadero hombre inteligente es el que aparenta ser tonto delante de un tonto que aparenta ser inteligente'

9 comentarios:

Carlos dijo...

Hola Marmopi.

La fabula la conocía de antes y siempre me quedé con la cuarta conclusión que se menciona al final:

“Podemos estar bien, aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan los demás de nosotros, sino lo que uno piensa de sí mismo.”

Siempre me pareció la conclusión más contundente y la esencia de esta fabula, y por supuesto, la esencia de mi ser…de mi persona.

Un abrazo guapisimaaaa….!!!!

Marmopi dijo...

Yo no la conocía bien, algo había leído sobre ella, pero hacía ya mucho tiempo.
Y sí, es con lo que nos debemos quedar, con lo que dices. Pero yo además me quedo con la moraleja, que me encanta:

'El verdadero hombre inteligente es el que aparenta ser tonto delante de un tonto que aparenta ser inteligente'

Un fuerte abrazo, Carlos
Agradecida siempre de que trastees por aquí

uxue dijo...

Desconocía la fábula que me ha parecido muy interesante.
Nada es lo que parece, y quien se conforma con poco y a menudo disfruta de ello por más tiempo.
Besos!!

Marmopi dijo...

Si es que es mejor no ansiar tanto. A los que tanto codician les suele ir bastante peor que al resto de mortales.
Besos, Uxue

Gloriana dijo...

¡Cuánta razón hay en las fábulas! En las cosas más sencillas está la felicidad.

Un abrazo!

Marmopi dijo...

Pues sí, Gloriana. Para algunos son una buena lección para la vida.

Un besote, guapetona

Manolo dijo...

La desconocia por completo, pero cuanta verdad hay en ella
Un beso tesoro

Marmopi dijo...

Hola, Manolo, me alegra verte por aquí. Mucho mejor no ser ambicioso y vivir con lo que se tiene, que luego pasa lo que pasa.
Un beso, guapetón

Lara dijo...

La sabiduria a veces gusta de esconderse en las apariencias más ingenuas.

Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails