Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

viernes, 8 de junio de 2012

Llegar a viejo

Últimamente ando medio de cabeza con un tío mío que está solo y es ya casi un viejito. Y como no hay forma de quitármelo de la mollera, hoy quiero dejar algo para ellos, para nuestros viejos. Creo que merecen bastante más de lo que muchos tienen.

"Si se llevasen el miedo
y nos dejasen lo bailado
para enfrentar el presente.
Si se llegase entrenado
y con ánimos suficientes.

Y después de darlo todo
-en justa correspondencia-
todo estuviese pagado
y el carné de jubilado
abriese todas las puertas.

Quizás llegar a viejo
sería más llevadero,
más confortable
más duradero.

Si el ayer no se olvidase tan aprisa.
Si tuviesen más cuidado en donde pisan.
Si se viviese entre amigos
que al menos de vez en cuando
pasasen una pelota.
Si el cansancio y la derrota
no supiesen tan amargo.

Si fuesen poniendo luces
en el camino, a medida
que el corazón se acobarda
y los ángeles de la guarda
diesen señales de vida.

Quizás llegar a viejo
sería más razonable,
más apacible
más transitable.

Si la veteranía fuese un grado.
Si no se llegase huérfano a ese trago.
Si tuviese más ventajas
y menos inconvenientes.
Si el alma se apasionase,
el cuerpo se alborotase
y las piernas respondiesen.

Y del pedazo de cielo
reservado para cuando
toca entregar el equipo,
repartiesen anticipos
a los más necesitados.

Quizás llegar a viejo
sería todo un progreso,
un buen remate,
un final con beso.

En lugar de arrinconarlos en la historia
convertidos en fantasmas con memoria.

Si no estuviese tan oscuro
a la vuelta de la esquina.
O simplemente si todos
entendiésemos que todos
llevamos un viejo encima".
Joan Manuel Serrat


8 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

En una sociedad individualista, donde se vive el presente y donde la arruga no es bella, la vejez está muy lejos de esas sociedad más ¿ atrasadas? donde ser viejo es signo de sabiduría y de capacidad para enseñar a los más jóvenes.

La vejez está en el cuerpo no en la cabeza.

Saludos

manulondra dijo...

Parece que ser viejo está como pasado de moda, de que los mayores sobran y son una carga para los jóvenes, pero han hecho posible con su trabajo que tengamos las comodidades de hoy. Además, son los que mantienen con su paguita a hijos y nietos sin presente y con futuro incierto y oscuro.
Esta sociedad ha perdido la moralidad más evidente. También, como apuntaba Emilio Manuel, las sociedades tradicionales rinden respeto a sus mayores, son la voz de la sabiduría acumulada por la experiencia, actitud que hay que recuperar.

Saludos

Marmopi dijo...

Hola, Emilio y Manulondra. Lleváis todita la razón en lo que apuntáis. De un tiempo a esta parte hemos ido perdiendo todo el respeto y la consideración hacia nuestros mayores para pasar a considerarlos un estorbo en muchos casos. Quizás algún día, como bien decís, volvamos a dar la vuelta a la tortilla y retomemos eso que jamás debimos abandonar.

Un abrazo a ambos y gracias por comentar.

Carmen dijo...

Lo que no me entra en la cabeza, es como se puede despreciar a una persona vieja. ¿Porque acaso llegar a viejos no es consecuencia de seguir vivo?...Eso si, a todos nos gústaría llegar a viejos con la cabeza en su sitio y las facultades sin mermar. Lo peor de la vejez, sobre todo en la que se vuelve a ser niño, es que a nadie se le hace gracia y limpiar las babas no es tan "gracioso". La vejez debería ser el último paso transitable por el camino de la vida. El no ser dependientes; el que podamos irnos sin ser una carga para nadie; sin que nadie nos deje en la orilla de los afectos...

Se podría decir tanto sobre la vejez...Pero de momento te agradeceré este aporte tuyo.

Un abrazo este viernes de puente que tengo...

Marmopi dijo...

Supongo que todos quisiéramos llegar a viejos sin estar mal, sin resultarle una carga a los que tenemos con nosotros, saber que nos iremos siendo queridos y no odiados o abandonados. Imagino con la más absoluta sinceridad que si uno, llegando a viejito, supiera que le va a pasar todo esto que ahora estamos dejando que pase, querría quitarse de enmedio voluntariamente antes de verse como un perrillo tirado.
Ays, Carmen, qué difícil es vivir y qué complicado se les hace a muchos el último tramo de su vida.

Aprovecha ese puente tuyo. Un beso grande, guapísima

Tay dijo...

Qué lindo, Tortu. Y qué penita haber desoído muchos consejos de mis viejitos, ahora ya no puedo decirles que tenían razón.

Marmopi dijo...

Hola, Tay. Yo apenas tengo tampoco ya viejitos. Y siguen doliendo. Ays

Besos, mi niña

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails