Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

domingo, 23 de septiembre de 2012

Naturaleza sorprendente

Poca gracia me hacen las noticias de Yahoo, pero hoy me he quedado perpleja por una en concreto que más que una chorrada como casi siempre son todas las que dan, es todo un icono de belleza, de belleza natural.  Entre ese buscador y google, he buscado información de estas montañas imponentes y coloridas e hice un "popurrí".

La palabra china "Danxia" significa "nubes rosadas" y está ligada a un tipo de geología característico de este país asiático formado por inusuales rocas de color rojizo moldeadas por la erosión, grandes acantilados y montañas de cumbres redondeadas. El paisaje conforma un tipo de orografía que tan sólo se da en las zonas del sur de China y que suele estar acompañado de bellos lagos, ríos y cascadas.

Nos encontramos en las montañas multicolores de Zhangye, en la región china de Gansu en las cercanías del desierto del Gobi. Todo un arco iris de piedra que va del blanco al rojo, pasando por tonalidades de verdes y amarillos brillantes.

Su gran colorido ha causado asombro durante siglos a todos los afortunados que han podido visitar un más que peculiar conjunto de colinas repletas de vistosos pigmentos que se extiende a lo largo de unos 300 kilómetros cuadrados.

Además la región cuenta con numerosos acantilados y cuevas que se van alternando entre valles y altos picos, que también ofrecen la diversidad de colores.

Parece que el día en que la Tierra se decidió a crear este paisaje estuviera de fiesta. O que el encargado de diseñar las laderas de una remota región, en el norte de lo que sería China, se hubiese propuesto sorprendernos con algo inédito o poco probable. Lo cierto es que se juntaron todos los colores imaginables en las rocas en un mismo lugar, en el paraje conocido como Danxia de Zhangye, para lograr así la que quizá sea la mayor concentración natural de pigmentos distintos en la piedra del mundo.



Un autobús recorre el parque para poder desplazarse de un mirador al otro.

Danxia es el nombre con el que se conoce un tipo de paisaje en China, caracterizado por rocas prominentes con relieves muy acentuados. Son similares a la piedra kárstica, pero formadas por capas de conglomerado en vez de bloques de roca compacta.



Estas formaciones únicas son el resultado del conglomerado de multitud de capas de roca rojiza con estratos minerales de numerosos colores y diversos sedimentos, algunos de ellos orgánicos que otorgan colores verdosos y anaranjados.
 













.

 
La zona posee un clima muy cambiante con lluvias caprichosas que acentúan los colores de las montañas haciéndolos aún más vivos y sorprendentes.
 
 Lo más probable es que este paisaje no lo vean mis ojos "in situ", pero la verdad es que ya contemplarlo, aunque sea por fotografías, es todo un placer.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Vuelve a amanecer


¡BUENOS DÍAS, MUNDO!

Es tan sólo una canción de la canaria Rosana, pero debo decir que desde que mis hijas me regalaron su último Cd, si la escucho me da vida, me da fuerza. Y si no me encuentro muy bien de ánimos directamente la busco y me la pongo a toda mecha para que me dé el subidón y así poder mandar bien lejos los malos rollos. Y lo consigue.

Hoy, volviendo por la tarde a casa me he puesto el Cd en el coche. Es la primera canción del disco, pero me la he puesto hasta tres veces. A todo volúmen, cantándola yo también, bailando mientras conducía (algo de peligro a veces sí que tengo, jejeje) y oye, iba un poco de mala leche por la situación en que nos encontramos en el trabajo y escuchando la canción y cantándola yo a vivísima voz, medio desgañitándome, he conseguido que lo del curro quedara al margen. ¡HE VIVIDO Y HE SONREÍDO A LA VIDA!

Os la dejo aquí. Para mí esa letra y esa música tienen el don de devolverme la alegría. Y eso, tal como estamos, es muy de agradecer


martes, 18 de septiembre de 2012

Las mujeres que conocen su lugar


Barbara Walters, del programa 20/20, escribió sobre los roles en Kabul, Afganistán, varios años antes del conflicto afgano. Señaló que las mujeres acostumbraban caminar 5 pasos detrás de sus maridos.

Recientemente regresó a Kabul, y observó que las mujeres siguen a pie detrás de sus maridos.


A pesar de la caída del opresor régimen Talibán, las mujeres ahora parecen estar felices de mantener la vieja costumbre.

La Sra. Walters se acercó a una de las mujeres afganas y le preguntó:

¿Por qué ahora parecen estar satisfechas con una vieja costumbre que una vez trataron desesperadamente de cambiar?

La mujer miró a la Sra. Walters directamente a los ojos, y sin dudarlo dijo:

“POR LAS MINAS TERRESTRES”


Moraleja de la historia: No importa qué idioma hables o a dónde vayas... Detrás de cada hombre, ¡¡¡hay una mujer inteligente!!!

sábado, 15 de septiembre de 2012

En cuanto a los blogs



Hablaba el amigo Manulondra en su blog de los comentarios. Y su entrada me ha dado qué pensar en el siguiente sentido:
Uno puede seguir un blog porque le guste su temática, porque el bloguero en cuestión sea un conocido o simplemente porque aquel día le dio por ahí; incluso por no quedar mal con su autor. Y, si bien es cierto que al que tiene un blog le gusta obtener comentarios porque eso al menos le da pistas de que su blog es leído y eso siempre es satisfactorio, ni es de obligado cumplimiento hacerlo, ni uno lo tiene que hacer por quedar bien con el bloguero en cuestión.
No hace mucho tiempo, sin ir más lejos, en una de mis entradas, recibí el comentario de alguien a quien no conozco por no darse a conocer y entrar a comentar como Anónimo, en el que poco menos me ponía a caer de un burro, pues la entrada le pareció poco apropiada. ¿Qué hice? Publicarlo, por supuesto, a pesar de no ser de mi agrado, lo mismo que no fue de su agrado la entrada de marras de mi blog y a pesar de que tampoco a mí me gusta que la gente se escude en el "anónimo" para no dar la cara, eso no lo entiendo muy bien, aunque sus razones habrá, digo yo. Igual fue su primera lectura de mi blog y topó con aquella entrada que no le gustó un pelo. O quizás contestó a la misma y mi blog le importa un comino porque no le entusiasma nada de lo que pongo. Respetables ambas.
 
Lo que, por ejemplo, no comparto, es obviar y no publicar comentarios que no nos gustan como autores de un blog (aunque respeto a quien así lo haga) porque pueda parecer que nos están haciendo un feo y que sea público puede dañar nuestra imagen. Ese riesgo lo tenemos que correr, o por lo menos es lo que opino yo, pues la red es lo que es y tiene los peligros que tiene y si estamos en ella es por gusto y no porque nadie nos obligue a escribir lo que escribimos.
 
 

viernes, 14 de septiembre de 2012

Extractos de Eduardo Galeano



"Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos."


"Hay un único lugar donde ayer y hoy se encuentran y se reconocen y se abrazan. Ese lugar es mañana."

"La industria norteamericana de armamentos practica la lucha contra el terrorismo vendiendo armas a gobiernos terroristas, cuya única relación con los derechos humanos consiste en que hacen todo lo posible por aniquilarlos."


"La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar."


"La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo."
"Las bombas inteligentes, que tan burras parecen, son las que más saben. Ellas han revelado la verdad de la invasión. Mientras Rumsfeld decía: “Estos son bombardeos humanitarios”, las bombas destripaban niños y arrasaban mercados callejeros. "

"Yo escribo para quienes no pueden leerme. Los de abajo, los que esperan desde hace siglos en la cola de la historia, no saben leer o no tienen con qué. "


"Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen. "


"El código moral del fin del milenio no condena la injusticia, sino el fracaso."


"En el mercado libre es natural la victoria del fuerte y legítima la aniquilación del débil. Así se eleva el racismo a la categoría de doctrina económica."

EL MIEDO
"Los que trabajan tienen miedo de perder el trabajo.

Y los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca trabajo.
Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.
Los automovilistas tienen miedo a caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados.
La democracia tiene miedo de recordar y el lenguaje tiene miedo de decir.
Los civiles tienen miedo a los militares. Los militares tienen miedo a la falta de armas.
Las armas tienen miedo a la falta de guerra.
Es el tiempo del miedo.
Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo.
Miedo a los ladrones y miedo a la policía.
Miedo a la puerta sin cerradura.
Al tiempo sin relojes.
Al niño sin televisión.
Miedo a la noche sin pastillas para dormir y a la mañana sin pastillas para despertar.
Miedo a la soledad y miedo a la multitud.
Miedo a lo que fue.
Miedo a lo que será.
Miedo de morir. Miedo de vivir.".

LOS NADIES
"Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pié derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de los nadies, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:

Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.".











miércoles, 5 de septiembre de 2012

Vacío

La ciudad de los pozos (Jorge Bucay), perteneciente al libro "Cuentos para pensar".



Esta ciudad no estaba habitada por personas, como todas las demás ciudades del planeta.
Esta ciudad estaba habitada por pozos. Pozos vivientes... pero pozos al fin.
Los pozos se diferenciaban entre sí, no sólo por el lugar en el que estaban excavados sino también por el brocal (la abertura que los conectaba con el exterior).
Había pozos pudientes y ostentosos con brocales de mármol y de metales preciosos; pozos humildes de ladrillo y madera y algunos otros más pobres, con simples agujeros pelados que se abrían en la tierra.
La comunicación entre los habitantes de la ciudad era de brocal a brocal y las noticias cundían rápidamente, de punta a punta del poblado.
Un dìa llegó a la ciudad una "moda" que seguramente había nacido en algún pueblito humano:
La nueva idea señalaba que todo ser viviente que se precie debería cuidar mucho más lo interior que lo exterior. Lo importante no es lo superficial sino el contenido.
Así fue cómo los pozos empezaron a llenarse de cosas.
Algunos se llenaban de joyas, monedas de oro y piedras preciosas. Otros, más prácticos, se llenaron de electrodomésticos y aparatos mecánicos. Algunos más, optaron por el arte, y fueron llenándose de pinturas, pianos de cola y sofisticadas esculturas posmodernas. Finalmente los intelectuales se llenaron de libros, de manifiestos ideológicos y de revistas especializadas.
Pasó el tiempo.
La mayoría de los pozos se llenaron a tal punto que ya no pudieron incorporar nada más.
Los pozos no eran todos iguales, así que, si bien algunos se conformaron, hubo otros que pensaron que debían hacer algo para seguir metiendo cosas en su interior...
Alguno de ellos fue el primero: En lugar de apretar el contenido, se le ocurrió aumentar su capacidad ensanchándose.
No pasó mucho tiempo antes de que la idea fuera imitada, todos los pozos gastaban gran parte de sus energías en ensancharse para poder hacer más espacio en su interior.
Un pozo, pequeño y alejado del centro de la ciudad, empezó a ver a sus camaradas ensanchándose desmedidamente. El pensó que si seguían hinchándose de tal manera , pronto se confundirían los bordes y cada uno perdería su identidad...
Quizás a partir de esta idea se le ocurrió que otra manera de aumentar su capacidad era crecer, pero no a lo ancho sino hacia lo profundo. Hacerse más hondo en lugar de más ancho.
Pronto se dio cuenta que todo lo que tenía dentro de él le imposibilitaba la tarea de profundizar. Si quería ser más profundo debía vaciarse de todo contenido...
Al principio tuvo miedo al vacío, pero luego, cuando vio que no había otra posibilidad, lo hizo.
Vacío de posesiones, el pozo empezó a volverse profundo, mientras los demás se apoderaban de las cosas de las que él se había deshecho...
Un día , sorpresivamente el pozo que crecía hacia adentro tuvo una sorpresa. Adentro, muy adentro , y muy en el fondo encontró agua...
Nunca antes otro pozo había encontrado agua...
El pozo superó la sorpresa y empezó a jugar con el agua del fondo, humedeciendo las paredes, salpicando los bordes y por último sacando agua hacia fuera.
La ciudad nunca había sido regada más que por la lluvia, que de hecho era bastante escasa, así que la tierra alrededor del pozo, revitalizada por el agua, empezó a despertar.
Las semillas de sus entrañas, brotaron en pasto, en tréboles, en flores, y en troquitos endebles que se volvieron árboles después...
La vida explotó en colores alrededor del alejado pozo al que empezaron a llamar "El Vergel".
Todos le preguntaban cómo había conseguido el milagro.
-Ningún milagro - contestaba el Vergel - hay que buscar en el interior, hacia lo profundo...
Muchos quisieron seguir el ejemplo del Vergel, pero desandaron la idea cuando se dieron cuenta de que para ir más profundo debían vaciarse. Siguieron ensanchándose cada vez más para llenarse de más y más cosas...
En la otra punta de la ciudad, otro pozo, decidió correr también el riesgo del vacío...
Y también empezó a profundizar...
Y también llegó al agua...
Y también salpicó hacia fuera creando un segundo oasis verde en el pueblo...
- ¿Que harás cuando se termine el agua? - le preguntaban.
- No sé lo que pasará - contestaba - Pero, por ahora, cuánto más agua saco, más agua hay.
Pasaron unos cuantos meses antes del gran descubrimiento.
Un día, casi por casualidad, los dos pozos se dieron cuenta de que el agua que habían encontrado en el fondo de sí mismos era la misma...
Que el mismo río subterráneo que pasaba por uno inundaba la profundidad del otro.
Se dieron cuenta de que se abría para ellos una nueva vida.
No sólo podìan comunicarse, de brocal a brocal, superficialmente, como todos los demás, sino que la búsqueda les había deparado un nuevo y secreto punto de contacto:
La comunicación profunda que sólo consiguen entre sí aquellos que tienen el coraje de vaciarse de contenidos y buscar en lo profundo de su ser lo que tienen para dar...
 
 
 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails