Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

miércoles, 31 de marzo de 2010

Pon las neuronas a funcionar

TEST DE MEMORIA FOTOGRÁFICA


CONSTA DE TRES PARTES:

-EN LA PRIMERA, OBSERVARÁS DOCE FOTOS.
-EN LA SEGUNDA, OBSERVARÁS OTRAS DOCE FOTOS.
-EN LA TERCERA APARECERÁN 48 FOTOS Y TE PREGUNTARÁN SI CADA UNA DE ELLAS, APARECE EN LA PRIMERA PARTE, EN LA SEGUNDA O SI NO APARECIÓ NUNCA.

CUANDO TERMINES, SE MOSTRARÁ TU RESULTADO.

http://www.bbc.co.uk/science/humanbody/sleep/tmt/instructions_1.shtml

Como está en inglés, para que os sea más fácil descifrar los resultados, os dejo el link de una página web que traduce bastante fiablemente.

http://tradukka.com/

martes, 30 de marzo de 2010

Yo casi no había nacido

Algunos de estos slogans publicitarios sí los recuerdo y otros parece que me quieren sonar. Será que yo era muy pequeña o que apenas estaba en este mundo :-D


jueves, 25 de marzo de 2010

Todo es relativo

Al final de la tarde, un ginecólogo espera a su última paciente...que no llega.

Después de media hora de espera, supone que ya no vendrá y decide tomarse un gin-tonic para relajarse antes de volver a casa. Se instala confortablemente en una poltrona y empieza a leer un periódico, entonces suena el timbre de la puerta.... Es la paciente que llega toda sofocada y pide disculpas por el retraso.

- No tiene importancia - responde el médico- mire, yo estaba tomando un gin-tonic mientras esperaba. ¿Quiere usted uno para relajarse un poco?

-Acepto con placer - responde la paciente aliviada.

Le sirve un vaso, se sienta frente a ella y empiezan a conversar sobre temas banales....

De repente se oye un ruido de llaves en la puerta del consultorio. El médico tiene un sobresalto, se levanta bruscamente y dice: ¡Mi mujer! Rápido, quítese la ropa y abra las piernas…

En la vida todo es relativo...

miércoles, 24 de marzo de 2010

Restos temporal Tenerife. URGENTEEEEEEEEEE

                                     

No te vayas todavía, no te vayas, por favor, no te vayas todavía que me dará un sofocón!!!!

Ayer tuve un susto de muerte. Estaba yo toda afaná haciendo fotos a mi Piri cuando de repente la cámara hizo ploff. Bueno, hacer no hizo nada y ahí estaba el problema. Una, intentando no agarrarse el mosqueo del siglo, pensó para sus adentros más internos que igual me había avisado de batería baja y yo, con la emoción de los ojazos de mi gato, no me había coscado.

Así que, sin nervios aparentes pero cagándome en todo lo cagable y por cagar, puse a recargar la batería, y ya una vez cargada la volví a colocar en su sitio y encendí el aparato. Y aquello hizo un amago y volvió a quedarse sin vida aparente.

Entonces, ya subiéndome por las paredes, me fui por la caja de la cámara donde sabía yo que tenía todo lo que a ella respectaba y cogí la factura. Menos mal que está dentro del plazo de garantía… Y llamé a la tienda donde la compré. Y mandé un mail que hoy me han contestado.

Una vez habiendo colgado el teléfono me dije yo… ahora seguro que yo quiero sacar las fotos del gato de la tarjeta y la cámara va a decirme que me monte y pedalee. Pero sí se encendió. Y funcionaba como si no le pasara nada. Así que supongo que voy a esperar a ver si es que le ha dado un yuyu y se ha recuperado así como por arte de magia o si lo mismo sigue enfermando hasta que perezca y tengamos que hacerle un entierro digno.

Y yo quiero irme el sábado al parque de la Quinta de los Molinos donde hay almendros para aburrir para sacar afotos. Todo sea que me quede con las ganas.

Si algún avezado experto en cámaras tiene a bien decirme si está en fase menopáusica o preadolescente, me lo haga saber como buenamente tenga a bien.

lunes, 22 de marzo de 2010

Él

Me gusta observarle. Notar cómo el reflejo de la luz que le da por su derecha dibuja halos en su cara mientras trabaja con el portátil. Verle hacer gestos y escucharle suspirar o hacer ruidos con la boca dependiendo de cómo le salgan las cosas. Y decirle cuando me pregunta que qué pienso o qué hago, que me gusta mirarle. Y sé que a él también le gusta por la cara de pillo que me pone o por cómo arruga la nariz o me mira de reojo.


Y pienso en cómo hemos madurado juntos y en cómo hemos sabido acoplarnos el uno al otro, como si fuéramos una sola pieza del puzzle que es nuestra vida, la que comenzamos a montar hace ya “tytantos” años.

Le veo con sus gafitas bifocales que tan gracioso le hacen y me gusta. Nuestros cuerpos han cambiado, lógicamente, pero aceptamos que la vida nos tiene que transformar a la fuerza. Hemos dejado atrás muchas locuras, pero a pesar de los años seguimos siendo unos locos. Y haciendo a veces alguna de esas locuras disfrutamos como cuando éramos chavales y nos da la risa floja y tonta y nos reímos más de nosotros mismos.

Percepciones que tiene una a veces cuando le da por mirar a su marido. Amor… supongo :-)

sábado, 20 de marzo de 2010

La bobina asesina

Día gris donde los haya. La temperatura es de agradecer, pues no hace frío ninguno, pero el cielo está entre grisáceo y blanquecino. Feo, quiero decir. No nos libramos hoy de la lluvia. Y precisamente hoy que salimos a comer con la familia, niños incluidos, que seguro que no pueden aprovechar el parque que hay cerca del sitio a donde vamos.

Y yo ando ahí ahí. Parecidita al tiempo. No me pusieron el dichoso suelo porque no llegaron a poder coger los materiales, con lo cual toca seguir durmiendo en la buhardilla hasta el sábado próximo, si no más. Es lo que tiene haber hecho el encargo del trabajo a un amigo. Sí, seremos otro cliente más, pero no es igual. Si le surge algo, antes eso que nuestro suelo. Y yo me niego a hacer otra mudanza, así que mira, que toca buhardilla y bajar a media noche a mear abajo, pues se baja y se vuelve a subir. Que quiero dejar algo en los cajones, pues subo, abro mi habitación y me doy de tortas por no acordarme que ahí no es.

Ayer tuvimos un susto de narices con Frodo (uno de mis gatos. Lo digo por si alguien de nuevas lee y piensa que tengo yo de familiar al del Señor de los Anillos. No. Ni mucho menos. Es el nombre hortera y soso que le pusieron mis hijas al gato cuando llegó y que ya no hay forma de quitarle, pues sería como si yo a estas alturas de la película dijera que me llamo María Eulalia cuando realmente me llamo Mª Luisa (que también tiene tela mi nombrecito). En fin, pues que se me ocurrió darle para jugar un bobina de hilo pequeña de plástico y antes de darnos cuenta de que debíamos haber quitado el hilo, allá estaba el gato ahogándose. Mi hija lo cogió y yo le metí el dedo hasta la campanilla y conseguí sacar el hilo que le ahogaba. Pero de repente vemos que el gato se mete las manos en la boca, hace aspavientos, sale rabiando, vuelve a meter las manos en la boca… y no podíamos hacer nada, pensando que se seguía ahogando con otra cosa. Hasta que de repente llamé a voces a mi marido que andaba por arriba, cogí al gato bien sujeto que no paraba de hacer aspavientos y cosas raras, y por fin le sacaron entre mi chico y mi hija, un trozo de su propia uña que le estaba haciendo herida en las encías. Pobre, en el momento que vio que se ahogaba, empezó él solito a intentar quitarse lo que no le dejaba pasar el aire y claro, de tanto tanto, se arrancó una uña que fue la que tenía clavada y le hacía mucho daño en la boca.

Pasado un rato, Frodo se quedó tranquilo, y hasta hoy. Pero menudo ratito pasamos con él. Desde luego es la última vez que les doy para jugar una bobina (ni sin hilo las quiero ya). La angustia que pasó el animal fue bestial, y la nuestra tampoco se quedó atrás.

jueves, 18 de marzo de 2010

La habitación del pánico

Nuevamente de mudanza. Y habrá alguien que pensará que ha sido trasiego de sofases floreados, pero se equivoca de cabo a rabo. Se supone que mañana, fiesta para más señas, me van a cambiar el suelo de mi habitación. Bueno, cambiarlo no es exactamente la definición, porque lo que van a hacer es poner tarima encima. Y os cuento la razón, aunque la razón propiamente dicha no la conoce nadie.

EL MISTERIO DE LA HABITACIÓN DE MARMOPI (CAPÍTULO 1 CON LA ESPERANZA DE QUE NO TENGAMOS QUE SACAR SEGUNDAS PARTES)

Hará cosa de un año y medio, sin saber cómo ni porqué, algunas baldosas del suelo comenzaron a levantarse. Por supuesto, como esa zona está caliente en invierno, lo primero que pensamos fue que había humedad por pasar justo debajo los tubos de la calefacción. Y listos que somos aunque nadie lo crea, llamamos al seguro. Y allá que vino el fontanero y levantó baldosas, rompiendo una por cierto, y descubriendo que aquello estaba más seco que el palo un churrero. Pues humedad no hay. Doy parte al seguro y ya les dirán. Y nos dijeron. Vaya si nos dijeron!! Que como no había humedad, no se hacían cargo de nada. Al menos que vuelva el señor que levantó las baldosas y las vuelva a colocar. Y vino. Y las colocó malamente porque aquello ya no había forma humana de que quedara llano. Y así hemos andado, alrededor del tiempo que os he relatado aquí, con el suelo mal puesto y tirando al cielo.

En estas que el contrario decide un día ir a buscar baldosas iguales y no las encuentra porque del año 2000 ya va a ser que no hacen iguales los suelos. Total, que levanta las baldosas, compra emplaste de ese o como se llame, y ya el fin de semana se dispone a volver a colocar las baldositas dichosas para que mañana vengan a colocar tarima porque al paso que vamos, o pasamos al baño dando una vuelta con cuidadín de no pisar o saltamos por el trampolín y entramos justo de cabeza a la bañera.

Así que ayer tarde, desmonta que te desmonta mesillas, cajoneras y canapé y vete a dormir a la buhardilla. Y cuidado si tienes ganas de mear a media noche, que te atizas con la mesilla y te escogorcias como no te des cuenta de dónde estás.

Bonita y amena tarde la nuestra. Y mañana más y mejor. Menos mal que está el contrario para echarle una mano al carpintero, que yo, a lo sumo, hago de comer y me quito de en medio. Estoy de suelo hasta los mismísimos cataplines. Y lo que me da más miedo es que, una vez entarimado y requeteprecioso, vuelva a aparecer el extraño fenómeno y también se levante. Y entonces voy y llamo al Iker Jiménez

viernes, 12 de marzo de 2010

Corto

Por eso no me extiendo en el título ;-P

La nevera y los post-it

Son buenos colegas. En mi caso la una no funciona sin los otros y sus amiguetes los imanes, y a la par me adornan el frigo que es un primor. Os cuento el por qué de esta amistad, aunque me consta que no sólo con amiguetes los de mi casa, sino que debe ser algo innato en ellos y en mucha gente que observa lo bien que se llevan y la poquita guerra que dan: nuevamente ando a vueltas con los médicos. La semana que viene tengo dos citas y de placer precisamente no son. La una porque allá por noviembre, en el reconocimiento médico de este mi currelo, me han dado altos…. todos los niveles posibles: que si el colesterol general, que si el colesterol malo, que si los triglicéridos… Menos mal que una, previsora que es, lleva dos mesecitos haciendo la jodida dieta y lo más probable es que si me repiten la analítica voy a estar de lo más buena.


Y luego tengo otro día consulta con el oftalmólogo porque ya llegó el momento de volver a mirar la tensión ocular y el campo visual. Así que ya tengo en mi nevera, en un post-it bien grande y de colorinos chillones sujeto por un ramo de cebolletas, todas las citas para el hospital por el tema de mis lindos ojos.

Endispués, por si esto fuera poco, en mayo toca la revisión con el señor u señora ginecóloga porque allí hay chiquicientos mil. Ya mismo estoy colocándome otro post-it amarillo lima (este irá sujeto con una de las dos viejitas de la fabada Asturiana, que además es muy simpática con esa pintilla de paleta que calza) en cuantito termine las pruebas oftalmológicas, no sea que se me vaya la olla (que de momento funciona, aunque no como yo quisiera) y se me olvide que tengo que ir a que me revisen los bajos y las altas.

Pero que bien, que como una rosa me encuentro :-P

Y mis post-it... encantaos!!!

Venga esos cuarentaaaaa (principales digo :-D)

Por ahí dicen que mi blog últimamente se parece un poco a los 40 principales. Yo sé que hay cosas importantísimas, pero para mí la música es un regalo del que yo, al menos, no puedo prescindir. Así que hoy toca Avantasia y Evanescence. Y si no os apetece, pues no le déis al on y os ponéis a la par una de los chunguitos mismamente y tan rebien



jueves, 11 de marzo de 2010

Solomillo a la piedra. De lo más suculento

Hoy una buena amiga me ha mandado esta receta. Está de muerte y eso que aún no la he hecho ni la he probado.


lunes, 8 de marzo de 2010

Y dale molino...

Lo mío y la mala suerte en ciertas cosas deben ser todo uno.

Allá por mediados de enero me dije: anda, ya que tienes puntos por el contrato del móvil, podías aprovecharlos y darte un cambiazo, que el tuyo ya tiene ni sé los años y aunque no se te ha roto porque todo lo cuidas estupendamente, sí es verdad que el cargador te lo prestó una amiga de tu hija porque el tuyo cascó tal que al poco tiempo de adquirir el teléfono. Todos en la familia se han aprovechado del programa de puntos y tú, como en casi todo, la última.

Y allá que fui yo toda chula a pillarme un móvil supersónico y de gratis a la página. Y me pillé uno que parecía lo más de lo más, lo megafashion, lo supermegaguay. Pero…. Amigooooo, era de los de pantalla táctil y más poco práctico que un botijo del revés. Así que, dentro de los quince días siguientes a que me lo enviaran, hice yo mis gestiones para devolver aquel bicho tan todo que a mí no me servía para nada.

Una vez devuelto me volvieron a reponer los puntos y allá que fui yo otra vez a ver qué móvil me pillaba que fuera más normalito o para cabezas como la mía, simples cual mecanismo del botijo de antes.

Y me elegí uno que aparte de que por todos sitios donde yo iba a meter la nariz decían que era buenísimo, era fácil, tenía un sonido estupendo, servía de walkman con mucha calidad, las fotos no eran malas… En total, ya tenía yo mi joyita y de gratis. Pero hete aquí que el aparato, en depende de qué sitios, debe tener un enjambre moscas dentro porque hay momentos en que no se oye más que eso, el zumbido de todas las moscas en la mierda, pero juntas a más no poder y relamiéndose como cosacas.

Con lo cual, he vuelto a sacar mi móvil viejo, mi cargador prestado y me dispongo a que mañana un desconocido se lleve el teléfono de mis sueños a vaya usted a saber adónde para que una vez lo reciban allá donde sea, me repongan de nuevo los puntitos de las narices para que yo vuelva a elegir otro móvil que no valga ni para tomar viento fresco.

sábado, 6 de marzo de 2010

Y más canciones

Hoy me siento yo musical debe ser, porque no paran de venirme al perolo canciones.
Ahora toca una de Fito Cabrales: Abrazado a la tristeza, una canción con una letra de lo más espectacular

De vez en cuando la vida...

Hoy llevo no sé cuánto rato tarareando la misma canción. Lenta, con una letra que me parece buenísima y que es un canto a la vida. Y ya de remate, por si para mí eso fuera poco, es de Joan Manuel Serrat (aquí confieso que siempre fue mi amor platónico, o si no es eso exactamente, sí me parece una de las personas y cantantes más especiales que, por fortuna, tenemos en España y que me encantaría poder conocer y tomar con él unas cañitas y charlar y mirarle y charlar más y seguir observándole. Supongo que es el cariño que le tengo pues, cuando una era moza, que lo fue, aparte de los Chichos (quién me ha visto y quién me ve. Sólo de pensarlo me da un síncope) y los grupos heavys era mi otro talismán musical ;-)

Sábado, sabadete... si te toca currar... JODETEEEEE

Pues muy mal tiene que ponerse la cosa como para que yo me quede aquí enclaustrada cual monja del susodicho enclaustramiento. Eso sí, goteras en el tejado de la terraza lo menos veo seis, lo que puede querer decir que igual tengo que salir nadando. Y sin canoa que me he venido por mi mala cabeza.
Ha refrescado y eso sí se nota, pero la nieve brilla por su ausencia, o sea, que lo mismo hasta puedo irme a mi casa y espero la nevada allí, calentita, pegadita mi nariz al cristal de la ventana.

Mira tú por dónde que me estoy yo enterando ahora mismo de que Julián Muñoz estuvo anoche en la tele y que seguro que en nada y menos lo hará la Pantoja, y que incluso empleados de la cantanta ya han pasado por la televisión, toditos ellos a forrarse de lo que en esos magníficos programas les pagan. Mi compañero, el que se duerme y lleva el pegote crema en la nariz, que se me aburre y debe ser que hoy dormir no quiere, así que aquí anda la criaturita dándome a mí bien el tostón, por si fuera poco lo que ya sufre una. Eso sí, me ha dicho que enseguida quitó la tele. Y yo que me lo creo, no te joe!!!

Pues eso, que voy a ver si trinco unos algos para que me hagan de remos por si sube el nivel del agua al piso este, que al paso que va la burra, igual el lunes tenemos que venirnos con el traje de buzo y la bombona de oxígeno. O nos salen ancas, que sería otra opción :-D

viernes, 5 de marzo de 2010

De funeral

Aislada

Y vuelta la burra al trigo! Los del tiempo se han empeñado en que aquí no dejemos de pasar frío y lo están consiguiendo. Estás esperando el fin de semana como si fuera lo último que vas a tener y van y te lo joden amenazando con nieve. A estas alturas de la película… Pero si todos los años en estas fechas estamos ya diciendo: me parece que empiezo a guardar las botas, aunque para sandalias aún no están mis pinrelillos preparados, pero un zapatito así mono, cerradito por delante y medio abierto por detrás, me va a ir tal que niquelao. Y estábamos con la chaqueta que me la pongo, que me la quito, pero habíamos colgado ya bufandas y abrigotes. Pues este año va a ser que nones. Que a ver quién es el guapo que se quita ná!

Espérate que no venga yo mañana a currar y me quede aislada en este pueblo porque llegue la nieve a las rodillas. Sí, hijos míos. Encima me toca venir con la que dicen que se puede liar el sábado y el domingo (oye, y que últimamente aciertan). Menos mal que, al menos, aquí tengo compañeras y de lo malo, algún chusco pan me podré echar a la boca.

Y tampoco me quejaré mucho, porque calefacción sí hay e incluso calefactores por si falla el gasóleo. Y tengo cafetera y frigorífico y un súper aquí pegadito. No, si no sé para qué hablo, si voy a estar como en casa. Mira, estoy yo pensando que también tengo radio, llevo el cargador del móvil en el bolso por si lo que viene me dejara sin teléfono, internés por si las horas se me hicieran eternas hasta que me vinieran a rescatar... Ya te digo, si voy a estar la mar de bien. Lo malo es que camas aquí no hay, ni sofases de ningún tipo (lo mismo hasta si tengo que pasar aquí el fin de semana echo de menos los de flores tan monos que tengo en casa). Tendré que apañarme dos días y dormir sentada. Supongo que a unas malas tampoco será tan terrible.
 
Después de todo, siempre nos quedará París!!!

miércoles, 3 de marzo de 2010

Lo duro de ser padre

Yo he oído eso de "cuando seas padre comerás huevos", pero lo de este pobre padre no lo había visto yo nunca. Claro, que yo no soy padre jejeje

La f y la j

Siempre me había preguntado por qué las letras del teclado f y j tenían debajo una pequeña línea sobresaliente, y mira tú por dónde, hoy he encontrado la respuesta. Jate tú que nunca pensé yo que pudiera ser por lo que dicen en la web, y de hecho a mí no me sirvieron nunca, pero lo mismo sí a algunos les han servido de referencia. Por si sois curiosos (que lo sois) os pongo el motivo que dan por los interneses internáuticos estos que nos rodean:

"Los PUNTOS o RELIEVE en las teclas “F” y “J” por un lado y el número “5” por el otro, son una GUÍA DE REFERENCIA para aquellas personas que escribimos SIN MIRAR EL TECLADO. Es lo que se conoce como la MECANOGRAFÍA AL TACTO.

Lo primero que debes aprender es colocar los dedos sin mirar en las teclas que están en el centro “asdf” y “jklñ”,

El índice de la mano izquierda debe estar apoyada en la tecla “F” y el de la derecha en la tecla “J”, de este modo al palpar el relieve de estas teclas tenemos una guía de la ubicación de todas las demás y por ende no necesitamos mirar el teclado para poder escribir".

Estos puntos también los tienen las antiguas máquinas de escribir y por el mismo motivo.

Es momento de adoptar

Estos muchachos que vemos jugando necesitan, sobre todo, una madre. Os dejo las imágenes de todos ellos. Pobres, con ropitas harapientas. Encantadores, la verdad. Yo me estoy planteando adoptarlos a todos y no dejar de darles cariño ni un solo momento. Porque ellos lo merecen y yo estoy en un momento de mi vida en que los necesito.













Mira quién baila

Mucho más instructivo y placentero que el concurso ese de famosos. Ande va a parar! Bailar con medio mundo tiene que ser de lo más divertido. Así bailaba yo también, que no hace falta saberse ni un paso. Con este arte que tiene una no iba a hacer casi nada el ridículo :-D


Where the Hell is Matt? (2008) from Matthew Harding on Vimeo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails