Rrrrr, Rrrrrr, Rrrrrrr

martes, 23 de febrero de 2010

Una de Cruz y Raya

Como tengo tiempo libre me da por mirar y remirar la red esta que tenemos a nuestra disposición y hoy me he encontrado un sketch (uy, qué feo queda el palabro) de Cruz y Raya como concursantes del 1, 2, 3, que yo no había visto. Dura diez minutitos, pero la verdad es que me lo he pasado bien viéndoles hacer el payaso.

jueves, 18 de febrero de 2010

Comienza la cuenta atrás

Bueno, vamos teniendo novedades en relación con el grupete musical de los años mozos de mi señor marido. Ayer se juntaron cuatro de los componentes para ir buscando un local donde ensayar y pegar cuatro voces. Y el sábado toca comida y seguir buscando local, que como son hombres todos ellos, no dieron con el que buscaban que decían que no venía teléfono en el anuncio internáutico, hasta que servidora esta mañana dio con el teléfono y el nombre del que lo alquila. Si es que, que harían ellos sin nosotras????

Que decía mi contrario que hay que ver lo que han cambiado todos, que entre pelos blancos, gorduras y gafas, alguno está irreconocible. Coñe, pues como todo hijo de vecino, que hace tal que 23 añitos de aquello, y por mucho que se cuide uno y que intente que no se noten los años, vaya si se notan los desgraciaos…

Así que el sábado me toca ir cámara de fotos en una mano y de vídeo en la otra porque esto es digno de grabar y de dejar para la posteridad. Y rodeá de hombres!!! Ya os iré contando, ya… Esto no se lo puede uno perder!!! Una pandi abueletes dándole al instrumento. Cada uno al suyo y dios en el de todos, jajaja

Doctor, doctor...

Me recuerdo ya a esos mayores que tienen las pastillitas de distintos colorines porque unas son para la tensión arterial, otras para la ocular, otras para el colesterol, otras para el azúcar…

Yo de momento pastillas no tengo, salvo las que no puedo dejar de tomar para aquellos dolorcillos que se plantan en mi cuerpo de vez en cuando.

Pero sí me voy recordando a esos mayores en cuanto a papeles de médicos, en mi caso concreto del hospital. Incluso, por aquello de no olvidar las citas próximas, me he puesto en el frigo con un imán de esos tan prácticos que es una rama de apio para más señas, las primeras fechas que son para mi tensión ocular en marzo. Dos días en los que me harán dos pruebas más la consabida consulta a la que acudiré sin ver ni torta por todas las gotitas que me habrán encasquetao en cada ojo.

Y luego viene mayo, en que las revisiones son ginecológicas y mamográficas, que como para esas aún queda tiempo, de momento no he puesto nada en la nevera, aunque todo se andará.

Ayer, sin ir más lejos, tuve que ir a la de cabecera porque se me han llenado de grietitas dos dedos. Sin importancia. Cuestión de hidratar mucho y de echarme una pomadita dos veces al día. Y la otra consulta era por la espalda (cosas raras que le pasan a una y que antes no le pasaban).

O sea, que estoy empezando a entrar en la espiral médica así como quien no quiere la cosa, que cuando no son pitos son flautas. Va a ser que me estoy haciendo mayor por mucho que yo me niegue.

lunes, 15 de febrero de 2010

Pizca más o menos

Por el día de los enamorados

Carta de un chico a su novia


Querida Lola:

No soy capaz de esperar a tu vuelta para decírtelo.
Nos han concedido una VIVIENDA DE PROTECCIÓN OFICIAL de 30 m².
Nos casamos, Lola. ¡Nos casamos!
Te confieso que no es el piso en sí lo que me tiene loco, sino el pensar en compartirlo contigo.
He conseguido un plano y aquí me tienes, regla en mano haciendo cálculos.
Mi madre dice que es pequeño. Ya sabes cómo son las mujeres de antes, y ella tiene hasta máquina de coser. Sé que espacio no nos va a sobrar, pero con ideas tampoco nos faltará.
No compraremos la cama de Ikea de 1,80.
Por más que mido no cabe, pero pensándolo bien, la de 1,05 es más íntima.
Sé que a la larga una súper-cama de 1,80 nos distanciaría.
Tampoco el piano. Tu hermano me lo ha medido y nos faltan 18 centímetros, pero en cambio en ese espacio encaja ideal el ordenador.
Claro que sin piano no puedes dar las clases y ya contábamos con ellas para vivir, pero he pensado que puedes seguir dándolas en casa de tus padres.
Seguro que ellos encantados de poder verte cada día.
Por cierto, tampoco encuentro lugar para todo ese tocho de temario de tus oposiciones, porque aunque había pensado que podías estudiar en la mesa del comedor, no puede ser. He elegido una abatible para que nos quepa el sofá, y si dejamos la mesa todo el día no podemos sentarnos, así que también tendrás que estudiar en tu casa. Será por poco tiempo, porque seguro que la oposición la apruebas a la primera.
Yo dejaré en la mía los trastos de esquiar, las raquetas y los libros, porque aunque pensé en hacer un cajón bajo-cama que explicaron en Bricomanía, he desistido.
Caber, cabe, pero no se puede sacar, porque por un lado se lo impide la pared y por el otro, el armario.
En cuanto a hijos, si el cielo nos bendice con alguno, tengo la solución.
Ayer medí el recién nacido de mi hermana y tiene 50 cm. escasos.
Una cuna proporcionada nos cabe junto al sofá si quitamos la lámpara de pie y ponemos un aplique, y cuando descolguemos la mesa para comer, llevamos al niño a la ducha, que es un espacio desaprovechado porque sólo se usa unos minutos al día.
Lo que traeremos es el reloj de pared de tu abuelo ya que aunque no anda le tienes cariño. Le he encontrado un sitio genial junto a la puerta de entrada.
Le quitaremos el péndulo y utilizaremos el hueco como librería.
He calculado que con una balda a media altura caben holgadamente diez libros y veinte CD's. ¿Ves como todo es cuestión de ideas?
¿A que hemos nacido con suerte?
Nos queremos, nos vamos a casar y, sobre todo tenemos piso, Lola, ¡tenemos piso!
Ven pronto. Te quiere, Juanjo.

--------------------------

RESPUESTA DE LOLA:

Querido Juanjo:
No es por no ir, pero ir pá ná, es tontería.

P.D. Finalmente prefiero seguir viviendo con mis padres y la casa la alquilamos y con lo que sacamos nos pagamos el hostal los fines de semana para follar...Total, la convivencia es un asco.

Te quiere. Lola

sábado, 13 de febrero de 2010

Fotos

Me ha mandado el amigo Deadwords una presentación con fotos que me he guardado porque no puedo perderlas. A mí, aficionadilla que soy, me parecen la mayoría, espectaculares. Las dejo aquí para que quien quiera las disfrute


La arena es capaz de decir muchas cosas

Me encanta ver vídeos como éste. Creo que es un verdadero arte, como los que son capaces de hacer cosas grandiosas en las playas que luego nos regalan la vista a los paseantes. Envidia? Supongo que sí. Yo soy incapaz de hacer algo ni parecido. Este es largo, pero yo no me canso de ver cómo se lo montan y cómo, sólo con las manos y los movimientos que tienen en ellas son capaces de sacar representaciones tan chulas.

Cinco minutos a eso de las 8,45

Presiento que la mañana de hoy en la oficina va a ser criminal. Hace un frío que pela y mi compañero no tiene pinta de que se vaya a mover de aquí. Y no le aguanto. Y no deja de pasearse alrededor mío, y me interrumpe, y me cuenta su vida en fascículos coleccionables de los que ya casi conozco todos los tomos, y para colmo de males, como se le pone pocha la nariz con el frío, se me echa unos pegotones de crema en toda la punta la napia que prefiero no mirarle porque me desparramo de la risa.

Y mira el ordenador a ver qué hago. Menos mal que no sabe ni leer, con lo que eso poco me preocupa. Y se vuelve a sentar enfrente mío (afortunadamente la pantalla está justo en medio de los dos y no le veo las narices).

Y miro hacia la terraza y hace un sol brillante y precioso, y la vecina del último piso de enfrente vuelve a tener ropa tendida, como casi a diario. Y la planta sigue medio chuchurría a pesar de que la cuido como puedo y no dejo de regarla cuando toca y de hacerle un mimito de vez en cuando.

Y no sé nada de mi hija. Supongo que estará sobando en casa de la amiga después del concierto al que fueron anoche. Hemos quedado en hablar luego, así que no me preocupo. Seguro que lo pasó de cine y está tan agustito durmiendo mientras su madre escribe estupideces que poco importan para llevarse el aburrimiento durante un ratito.

Y se oyen pasos por el pasillo. Otra compañera que entra a su despacho. Y hace mucho frío y se me están quedando los pies tiesos. Y quiero dar unas caladas al cigarro que dejé a medias, pero me da hasta mal rollo salir no sea que me congele, que menuda pelona cayó esta madrugada sobre los coches.

Me voy a armar de valor y voy a ponerme la chupa para fumarme lo que me queda de mi cigarro liado. Termino el sorbito de café que hay en mi taza y voy. Decidido.

jueves, 11 de febrero de 2010

Animales

Porque merecen respeto y atención, pero sobre todo porque merecen vivir y no les dejamos

miércoles, 10 de febrero de 2010

Por una cervecita

Hay que ver lo que cavilan algunos con tal de pasar la tarde con los amigotes. Picaresca pura y dura. Menos mal que es un anuncio, aunque seguro que alguno casi ha pensado mejores soluciones con tal de no tenerla luego en casa. Aunque hay veces que está una mucho mejor si él anda de cervecitas con los amigos :-D

martes, 9 de febrero de 2010

Hiroshima, mon amour

Pues que, así como quien no quiere la cosa, y recordando una de las canciones de antaño del grupo de mi marido, que también se titulaba Hiroshima, me he puesto a rebuscar entre las reliquias de aquella época y ha aparecido Alcatrazz, un grupo heavy que tocaban esta canción que a mí, macarra como ninguna por aquellos entonces, me gustaba a rabiar:



Me la he puesto ya tres veces por aquello de amenizarme la mañana de fotocopias que me ha tocado sufrir hoy

lunes, 8 de febrero de 2010

Estamos de "cocinillas"

De la señorita Pepis :-D

Tocan hoy unas... qué podría ser viniendo de mí... no se me ocurre... igual podía ser eso... o lo otro... o igual aquello de más p´allá...

Venga, unas piazo "almóndigas" de verdurita, que son mucho más sanas y además, juro por Arturo, que están de muerte.

ALMÓNDIGAS DE BERENJENA Y CALABACÍN

-Se pica una berenjena pequeña y un par de calabacines así como del montón. Ni mu chicos ni mu grandes. Terciaos, digamos.
-Se empieza rehogando cebolla picadita y ajitos muy picados también. Cuando lo tenemos esto ya casi rehogado, le añadimos la carne de la verdura que antes hemos picado. Le damos unas buenas vueltitas (como 15 minutillos) añadiendo la sal que veamos que es necesaria.
-Cuando ya tenemos todo rehogado, apagamos el fuego y lo echamos todo a un colador de agujerillos por si quedó demasiado aceite.
-Una vez colado bien, batimos un huevo, le picamos peregil, echamos sal y plantamos ahí lo que antes hemos rehogado. Añadimos finalmente pan rallado y nos liamos a hacer bolas y más bolas y las freímos.
-En una cacerola vamos echando las "almondiguillas" y le añadimos tomatito frito (mejor si lo hemos frito nosotros, que no es mi caso :-P) y agua o si tenemos caldito de verduras, mejor que mejor. Dejamos que cueza todo como unos diez minutos y ya tenemos unas buenas bolas que, como os digo, están para chuparse los dedacos.

viernes, 5 de febrero de 2010

Astucia femenina

Está claro que las mujeres somos de lo más listo. Ya de pequeñajas, hay que ver lo que afinan las niñas para conseguir lo que quieren :-)

Un estrés de lo más estresante

DÉJAME DORMIR, MAMÁ

Hijo mío, por favor,
de tu blando lecho salta.
Déjame dormir, mamá,
que no hace ninguna falta..

Hijo mío, por favor,
levántate y desayuna.
Déjame dormir, mamá,
que no hace falta ninguna.

Hijo mío, por favor,
que traigo el café con leche.
Mamá, deja que en las sábanas
un rato más aproveche..

Hijo mío, por favor,
que España entera se afana.
¡Que no! ¡Que no me levanto
porque no me da la gana!

Hijo mío, por favor,
que el sol está ya en lo alto.
Déjame dormir, mamá,
no pasa nada si falto.

Hijo mío, por favor,
que es la hora del almuerzo.
Déjame, que levantarme
me supone mucho esfuerzo.

Hijo mío, por favor,
van a llamarte haragán.
Déjame, mamá, que nunca
me ha importado el qué dirán.

Hijo mío, por favor,
¿y si tu jefe se enfada?
Que no, mamá, déjame,
que no me va pasar nada.

Hijo mío, por favor,
que ya has dormido en exceso..
Déjame, mamá, que soy
diputado del Congreso
y si falto a las sesiones
ni se advierte ni se nota.

Solamente necesito
acudir cuando se vota,
que los diputados somos
ovejitas de un rebaño
para votar lo que digan
y dormir en el escaño.

En serio, mamita mía,
yo no sé por qué te inquietas
si por ser culiparlante
cobro mi sueldo y mis dietas.

Lo único que preciso,
de verdad, mamá, no insistas,
es conseguir otra vez
que me pongan en las listas.

Hacer la pelota al líder,
ser sumiso, ser amable
Y aplaudirle, por supuesto,
cuando en la tribuna hable.

Y es que ser parlamentario
fatiga mucho y amuerma.
Por eso estoy tan molido.
¡Déjame, mamá, que duerma!

Bueno, te dejo, hijo mío.
Perdóname, lo lamento.
¡Yo no sabía el estrés
que produce el Parlamento!
 
Fray Junípero (1713 - 1784) Religioso franciscano español .

jueves, 4 de febrero de 2010

El test de las personalidades. No dejéis de hacerlo. ¡Es sorprendente!

Comprueba con este test qué personaje importante del mundo es tu modelo a seguir. No hagas trampa y no veas las respuestas al final

· Piensa un número del 1 al 9
· Multiplícalo por 3
· Súmale 3
· Vuélvelo a multiplicar por 3 (espero que no vayas por la calculadora eh)
· Obtendrás un resultado de 2 o 3 dígitos, súmalos entre si para que quedes con un solo dígito

¿LISTO?

Ahora revisa en la siguiente lista de personalidades de acuerdo al número que te resultó de estas operaciones y descubre quien es tu modelo a seguir:

1. Einstein
2. Nelson Mandela
3. Oprha Winfrey
4. George W. Bush
5. Bill Gates
6. Gandhi
7. Brad Pitt
8. Barack Obama
9. Marmopi (alias "The best woman in the world and part of foreign")
10 Teresa de Calcuta

Lo sé. Tengo ese efecto en la gente, algún día podrías ser como yo, créeme!!

miércoles, 3 de febrero de 2010

Como te lo cuento

Esto es lo que va a pasarnos a los funcionarios si nos jubilan a los 67.

P.D.: en el equipamiento no irán incluidos ni los manguitos, bragueros ni baberos, que los tendrá que traer el funcionario de casa, a ser posible, limpios..... Cada Administración dispondrá de una flotilla propia de sillas de ruedas para desplazamientos por las distintas delegaciones.

Ya ha llovido

Mucho no tengo yo que decir, pero esto anda de capa caída y eso no puede ser. Así que… ¿qué me cuento yo hoy si el día no ha hecho más que empezar?

Pues por ejemplo, lo de hablar del tiempo es muy ventajoso, porque el ratillo se te va en un plís. Hace en este pueblo de dios un día precioso, un sol brillante y rebonico como él solo, acompañado de una rasca no menos importante. Hoy los coches estaban blanquitos de escarcha, que mira, ahí piensa una en la suerte que tiene de poder meter el suyo en un garaje y no tener que rascar desde hace la repanocha de añitos. Qué tiempos aquellos cuando una era joven (más que ahora, quiero decir) y rascaba el ocho y medio rojo pasión que fue su primer cochecillo, que, por supuesto, en la matrícula no tenía más letra que la M inicial. Ya ha llovido desde aquello.

Pero el fin de semana hubo sorpresa, ahora que ando yo pensando en mis tiempos mozos. De repente, sonó el móvil del marido con una llamada de lo más interesante y cariñosa. Le llamó un compañero de cuando él le daba a la guitarra en sus añitos de rockero en varios grupos de música. Pues que a este chico que le llamaba, que era uno de los que yo más apreciaba y mi contrario también, se le ha ocurrido la brillante idea de juntar a esos chavales que antaño tocaban y se divertían de lo lindo haciendo música, que ahora no son ya tan chavales como antes, pero que probablemente tienen incluso mayor ilusión después de tantísimos añitos. Así, en plan sorpresa, para dar un concierto a los colegas de antaño. Y que hay que ver cómo nos apetece, porque ahí hasta servidora tiene cabida cantando. ¡Ays, qué ganitas! No sé ni cuándo ni cómo saldrá la idea, pero que ilusión le estamos poniendo un rato grande. Cuando saquemos el disco ya os avisamos si eso :-D

lunes, 1 de febrero de 2010

Lo complicado de poner un mail

No sé por qué me daba que no llegaría ese correo. Sabía yo que a la primera de cambio no. Porque para empezar la arroba (@) me decía si se ponía junto o separado. Y ya no te cuento lo del guión medio (-). Ahí íbamos a tener más que disgustos, porque cuando yo le decía guión medio, el hombre me lo repetía como despacito, como si estuviera tomando nota.

¿No le importa que yo la llame para ver si le ha llegado mi correo a su jefe? No, cómo va a importarme... Pero estaba segura de que llegar, lo que se dice llegar, era imposible así de buenas a primeras.

Y ahí tenía yo a ese hombre otra vez al teléfono para ver si el correo llegó a su destino. Espere que pregunto: Ángel, puedes mirar tu correo a ver si ha entrado el mail de un señor? Pues no, aquí no me ha llegado nada.

Mire, que no, que el correo no le ha llegado al jefe. A ver, señorita, le repito la dirección que me dió por si la apunté yo mal. Sí, esa es, pero que no entra. Pues vuelvo a ponerlo y si no le importa la vuelvo a llamar. Por supuesto, que para eso estamos.

Dos minutos después, el mismo hombre del correo maldito. ¿Puede preguntar si ya llegó mi correo? A ello voy, espere un momentito que ahora mismo le digo. Ángel, ¿puedes volver a mirar si entró el correo? Pero es que tienes a ese hombre por teléfono? Claro, cómo no, que el correo no entrará, pero estoy yo ya haciendo unas amistades con él que pa qué contarte. Pues no, aquí no llega nada.

Oiga, que no, que sigue sin llegar. Ay, por dios, pero si lo he mandado ya varias veces. Discúlpeme, pero ¿entendió lo de la arroba y el guión medio? Son dos de las teclas del teclado. La de la arroba sí. La del guión no. Si ya me lo estaba diciendo mi señora... Seguro que tienes que poner lo de la tecla y no escribirlo. A ver, ponga usted el guión que más se usa, ese que no tiene que darle ni mayúsculas ni nada y verá cómo por fin llega el correo. Señorita, disculpe que sea tan pesado, pero si no le importa vuelvo a llamar a ver si ahora entra. Por supuesto, usted llame y yo ya le diré.

Esta vez tardó incluso menos de dos minutos. Perdóneme, soy yo otra vez. ¿Llegó el correo? A ver que pregunto. Ángel, ya por última vez, ha entrado el correo de este buen hombre? No, aquí no ha llegado nada.

Mire, déme usted su mail que ya le mando yo uno de prueba y le da usted a un botón que dice reenviar y me adjunta ahí lo que usted quiera.

Y dicho y hecho. Al fin llegó su correo, y por partida doble a mi dirección, no sea que después de lo infructuoso de la situación, aquello no terminara por llegar a donde debía.

¡Cosas que pasan!

Educacion en crisis

Nada se libra de la dichosa crisis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails